MUSEOS en COSTA RICA Problemáticas del Siglo XXI: Capitalcentrismo y Exclusión Cultural

Aunque los museos en la actualidad tienen una importante visitación, y son ventanas muy importantes para el arte nacional y la cultura costarricense, necesarias, en tanto abren la oferta de la producción y prácticas creativas hacia las miradas exteriores que buscan estar al tanto de lo que se crea en el país, pero a la vez nos permiten a los nacionales mirarnos a nosotros mismos y reconocernos en lo que hacemos y por ende somos. Quiero decir que los museos están bien posicionados y desarrollan programas de buen nivel que impactan a la cultura local; sin embargo también se da una aguda actitud “capitalcentrista”, donde todo convoca hacia el centro de la ciudad de San José, y los problemas de desplazamiento de un punto a otro de la ciudad son en suma sensibles, y mucho más si se trata de las provincias, donde se genera –con excepciones-, una opción muchas veces de segunda y hasta de tercera categoría, dándose una fuerte exclusión cultural, cuando los artistas de las zonas alejadas a la capital no tiene oportunidades de exponer en los “centros”, como tampoco apreciar exposiciones importantes que solo ocurren en la ciudad capital.

1 salon nacional

Vista del Salón Nacional de Artes Visuales organizado por el Museo de Arte Costarricense. Foto LFQ.

El Salón Nacional de Artes Visuales

Tal es el caso del actual Salón Nacional de Artes Visuales organizado por el Museo de Arte Costarricense, un importante acontecimiento cultural que muchos se perderán por el problema del transporte urbano, y los congestionamientos de las vías de llegada al museo. Pienso, y esta es mi propuesta, las autoridades del Museo y el Ministerio de Cultura deberían proponer una circulación fuera de la capital, como lo hizo en setiembre del año 2016 la X Bienal de Arte Centroamericano, la cual pensó en tener un espacio en Puerto Limón, o, por, ejemplo exhibiendo el Salón en el Museo Municipal de Cartago –el cual está bien acondicionado para recibirlo-, o el Museo de San Ramón, o al mismo Museo Juan Santamaría en Alajuela. Soy consciente de que no estamos a tiempo para ejecutar esta estrategia, pero vendrán otros salones y nuevos eventos que puedan fluir para llevar las aguas del arte a más personas coordinando con estos u otros museos.

museo-municipal-de-cartago

Museo Municipal de Cartago. Foto cortesía del Museo.

Lo que sí siempre estaremos a tiempo es para establecer redes culturales, circulación e inclusividad, sobre todo pensando en poblaciones marginales cuyo acceso a la capital se hace complejo, a los adultos mayores que cada día crecemos en cifras, además de estudiantes escolares, colegiales y universitarios de los recintos regionales, que les es imposible a veces trasladarse hasta la capital.

Museo_Historico_Juan_Santamaria_-02_cr

Museo Juan Santamaría en Alajuela. Foto cortesía del Museo.

Problemática del transporte actual

Hoy en día, necesitamos medios de transporte colectivo ágiles, como el tren urbano, el metro o algo que se le parezca, pues como expresé, el tiempo actual vale demasiado. Es muy caro para el Estado, para el comercio, para las personas, y para el planeta: se observa en las fachadas de los edificios de estos centros una densa capa de hollín benzínico, en tanto que, por varios minutos, los autos encendidos se detienen en las presas y las muflas no dan tregua. ¿Y, el planeta??Qué estrategias tenemos para recuperar nuestra gran casa y madre de todos? La respuesta es obvia.

Pero además, nos requiere pensar en criterios para descentralizar la rutina de la vida urbana, para que podamos hablar de calidad de vida. En la actualidad no la hay.

Li briceño.jpg

Museo Municipal de Cartago. Actualmente exhibe la muestra del Salón Anual de ACAV: ADN CR. En la foto la instalación de Li Briceño. Foto cortesía del Museo.

En mi caso personal al dedicarme al arte y vivir en un extremo del Valle Central, visitar museos, casi en el mismo epicentro del colapso, es algo complicado y por lo general desisto perdiéndome parte de la oferta cultural. También las instituciones deberían pensar en prácticas descentradas que estimulen el arte en las provincias y no solo en los centros. En las capitales de las provincias y en cantones de grandes capas poblacionales ya existen espacios con posibilidades para albergar propuestas culturales, que requieren de pensamiento y rediseño para adecuarlos correctamente para que ofrezcan oportunidades dignas del arte nacional, a la música, al teatro, la danza, el diseño y otras prácticas artísticas.

Nocivas zonas de confort

Pero no solo eso, y esto es muy importante comentarlo: se da una zona de confort, entre museos, artistas, y cierto público amigo a cada museo, y cuando convocan a algún evento, o por la visita de alguna personalidad del arte, esa oportunidad no circula fuera de esa “actitud capitalcentrista”. Otro ejemplo sensible de la problemática son los comunicadores o periodistas culturales, quienes para realizar su trabajo no se salen de dicho ámbito, o “esfera vallecentrada”, como la llama Gabriel Moreno (un estudiante avanzado de arte de la UNA) en un comentario que posteó en mi página de FB al respecto. Lo que sucede fuera de dicho ámbito nadie sabe nada, pues si no fuera por redes sociales, nadie tendría información alguna. Y así como este ejemplo suceden situaciones similares dándose además una fastidiosa actitud de exclusión.

Luis Fernando Quirós, Abril 21 de 2017.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s